¿Por Qué La

Iglesia De Cristo?

Share on facebook
Share on email
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on telegram

Algo que se pregunta de forma reiterada a los miembros de la Iglesia De Cristo es: “¿No puede tener una persona una relación directa con nuestro Señor Jesucristo para que pueda ser salva, reconociendo a Cristo como su salvador personal y llamando a Su nombre? Y, ¿por qué es necesario un mensajero?”

Respuesta: El Señor Jesucristo mismo enseñó que “Nadie puede venir a mí, si no lo trae el Padre, que me ha enviado…” (Juan 6:44 Dios Habla Hoy). Con esta declaración del Salvador, está claro que nadie puede ir directamente a nuestro Señor Jesucristo si no lo trae o es llevado por Dios a Él.

El instrumento de Dios en traer a la gente a Cristo es el mensajero que Él envió. Se debe aceptar y creer en el mensajero de Dios, porque esta es la obra de Dios (Juan 6:29). Al mensajero de Dios se le confió el ministerio y el mensaje de reconciliación (II Cor. 5:18-19). Por consiguiente, sólo los mensajeros enviados por Dios pueden predicar el evangelio puro en el cual la gente debe creer (Rom. 10:15-17)

Los que escucharon y creyeron en la predicación del mensajero serán traídos por Dios a Cristo (Isa. 43:5; Juan 6:44) para formar parte de un rebaño, que es la Iglesia De Cristo (Juan 10:16; Hch. 20:28 de la traducción Lamsa). La Iglesia es el cuerpo de Cristo el cual Él salvará (Col. 1:18; Efe. 5:23). Por eso, los miembros de la Iglesia De Cristo son los que verdaderamente tienen relación con Cristo y Dios.

Los que dicen que el mensajero de Dios no es necesario, que lo único que se debe hacer es llamar a Cristo y utilizar Su nombre para hacer milagros con la creencia que se salvarán en el Día del Juicio, serán decepcionados. En ese día, serán rechazados por el Salvador (Mat. 7:21-23). Debemos recordar que Cristo mismo enseñó que los que aceptan a Su mensajero Le aceptan a Él y al Señor Dios (Lucas 10:16)

Por lo tanto, es imprescindible creer y aceptar al mensajero de Dios para establecer una relación con Cristo y con Dios.

Share on facebook
Share on email
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on telegram

Terms and Privacy Policy

We process and collect personal data based on our Terms and Privacy Policy to improve and analyze our service.