El Señor Jesucristo es diferente de Dios

Share on facebook
Share on email
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on telegram

ES VITAL DISCERNIR la verdad sobre el verdadero Dios porque solamente sosteniendo la verdad escrita en la Biblia una persona podrá encontrar el camino para recibir la vida eterna. Aquí están las pruebas que Jesucristo es diferente de Dios:

DIOS

JESUCRISTO

Envió a Cristo (Juan 5:37 Nueva Traducción Viviente)

El Padre mismo, quien me envió, ha dado testimonio de mí. Ustedes nunca han oído su voz ni lo han visto cara a cara,

Fue enviado por Dios (Juan 8:42 NTV)

Jesús les dijo:—Si Dios fuera su Padre, ustedes me amarían, porque he venido a ustedes de parte de Dios. No estoy aquí por mi propia cuenta, sino que él me envió.”

No tiene origen (Sal. 90:2 NTV)

“Antes de que nacieran las montañas, antes de que dieras vida a la tierra y al mundo, desde el principio y hasta el fin, tú eres Dios.”

Viene de Dios (Juan 8:42 NTV)

Jesús les dijo:—Si Dios fuera su Padre, ustedes me amarían, porque he venido a ustedes de parte de Dios. No estoy aquí por mi propia cuenta, sino que él me envió.”

Nunca muere (1 Tim. 1:17 NTV)

“¡Que todo el honor y toda la gloria sean para Dios por siempre y para siempre! Él es el Rey eterno, el invisible que nunca muere; solamente él es Dios. Amén.

Experimentó la muerte (Juan 19:33 NTV)

Cuando llegaron a Jesús, vieron que ya estaba muerto, así que no le quebraron las piernas.”

No reconoce a otro Dios (Isa. 44:8 NTV)

No tiemblen; no tengan miedo. ¿Acaso no proclamé mis propósitos para ustedes hace mucho tiempo? Ustedes son mis testigos, ¿hay algún otro Dios? ¡No! No hay otra Roca, ni una sola».

Reconoce a Dios (Mar. 15:34 LBLA)

Y a la hora novena Jesús exclamó con fuerte voz: Eloi, Eloi, ¿lema sabactani?, que traducido significa, Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?”

No se cansa ni se fatiga (Isa. 40:28 LBLA)

¿Acaso no lo sabes? ¿Es que no lo has oído? El Dios eterno, el Señor, el creador de los confines de la tierra
no se fatiga ni se cansa.
Su entendimiento es inescrutable.

Se cansó (Juan 4:6 LBLA)

y allí estaba el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado del camino, se sentó junto al pozo. Era como la hora sexta.”

Es espíritu, no tiene carne ni huesos (Juan 4:24 LBLA)

Dios es espíritu[a], y los que le adoran deben adorarle en espíritu y en verdad.”

(Lucas 24:37, 39 LBLA)

“Pero ellos, aterrorizados y asustados, pensaron que veían un espíritu … Mirad mis manos y mis pies, que soy yo mismo; palpadme y ved, porque un espíritu no tiene carne ni huesos como veis que yo tengo.”

Tiene carne y huesos (Lucas 24:39 LBLA)

“Mirad mis manos y mis pies, que soy yo mismo; palpadme y ved, porque un espíritu no tiene carne ni huesos como veis que yo tengo.”

Sabe todas las cosas (1 Juan 3:20 LBLA)

en cualquier cosa en que nuestro corazón nos condene; porque Dios[a] es mayor que nuestro corazón y sabe todas las cosas.”

No sabe cuándo será el Día del Juicio (Mateo 24:36 LBLA)

Pero de aquel día y hora nadie sabe, ni siquiera los ángeles del cielo, ni el Hijo, sino solo el Padre.”

Estas son algunas de las pruebas bíblicas que el Señor Jesucristo es completamente diferente del Señor Dios. Por lo tanto, Él no es Dios. Lo que la Biblia enseña sobre Cristo es lo que la Iglesia De Cristo (Church Of Christ) continúa sosteniendo hasta ahora y continuará haciendo porque, y solamente porque esto es lo que está escrito en las Sagradas Escrituras.

El Señor Jesucristo mismo y Sus apóstoles atestiguan sobre Su naturaleza o estado de ser: Él es un hombre (Juan 8:40; 1 Tim. 2:5; Hch. 2:22; Mat. 1:18, 20). Concerniente al hombre, el Señor Dios declara:

“Hijo de hombre, di al príncipe de Tiro: «Así dice el Señor Dios: “Aun cuando tu corazón se ha enaltecido y has dicho: ‘Un dios soy, sentado estoy en el trono de los dioses, en el corazón de los mares, no eres más que un hombre y no Dios, aunque hayas igualado tu corazón al corazón de Dios.” (Ez. 28:2 LBLA).

Mientras tanto, Dios tiene esta declaración sobre Sí mismo, por eso:

“No ejecutaré el furor de mi ira; no volveré a destruir a Efraín. Porque yo soy Dios y no hombre, el Santo en medio de ti, y no vendré con furor.” (Os. 11:9 LBLA)

Las declaraciones del Señor Dios prueban que el Señor Jesucristo no es Dios. El Todopoderoso Dios declara que Él no es un hombre y que el hombre no es Dios. No cabe la idea de que Cristo sea ambos hombre y Dios. De hecho, el Señor Jesucristo identificó específicamente quién es el Dios verdadero:

“Estas cosas habló Jesús, y alzando los ojos al cielo, dijo: Padre, la hora ha llegado; glorifica a tu Hijo, para que el Hijo te glorifique a ti, … Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.” (Juan 17:1, 3 LBLA)

El Señor Jesucristo es firme en Su declaración que el Padre en el cielo es el único Dios verdadero (no Cristo), y creer en esto nos dirigirá a la obtención de la vida eterna.

Share on facebook
Share on email
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on telegram

The official website of Pasugo: God’s Message magazine of the Iglesia Ni Cristo (Church Of Christ), contains religious articles, Church news, and photos

Terms and Privacy Policy

We process and collect personal data based on our Terms and Privacy Policy to improve and analyze our service.